Playa de arena roja en la isla Rabida

Si estás en Galápagos no puedes dejar de visitar la playa de arena roja que gusta a propios y extraños.
 
 
 
 

¿Qué debes saber?

  • La isla Rábida se encuentra a unos 965 kilómetros de la costa firme de Ecuador.
  • Su nombre proviene del Convento de La Rábida, donde Cristóbal Colón dejó a su hijo durante su expedición por América. Lo que más sorprende de este territorio es el color rojizo de la arena de sus playas, que hace que el lugar parezca sacado de Marte.
  • Este color se debe al alto contenido de hierro de la lava.

La belleza de la naturaleza

Descubre los paisajes de otro mundo y la vida silvestre colorida durante una caminata por la Isla Rábida. A diferencia de muchas otras islas del archipiélago de las Galápagos, la Isla Rábida es famosa por sus colinas erosionadas, cráteres volcánicos y playas rojas. El nombre de la isla es una referencia a un convento de Andalucía, España, donde Cristóbal Colón se hospedó antes de emprender su viaje por América. También se llama a veces Isla Jervis, en honor al almirante británico John Jervis.

Comienza tu recorrido por la isla en su única playa, que es una franja de arena rojiza ubicada en la costa norte. Este color es el resultado de los altos niveles de hierro presentes en los acantilados y las rocas de los alrededores. Observa los leones marinos y las iguanas que descansan en la arena y en las cuevas. Puedes practicar snorkel entre los peces de colores y coral en el extremo oriental de la playa.

Observa los pelícanos marrones en una laguna cercana y voltea hacia arriba para ver los piqueros de Nazca volando por encima de los acantilados. También puedes ver otras aves en la zona, como piqueros de patas azules, pinzones de Darwin, palomas de las Galápagos y currucas amarillas.

Dirígete a la laguna de agua salada que está detrás de la playa para ver las bandadas de flamingos rosados. Estos bellos especímenes se alimentan aquí durante más de 7 horas al día, comiendo larvas de camarón rosado, que les brinda su característico color y otros bichos acuáticos. Debido a los cambios ambientales, el número de flamencos varía cada año, y en algunos años no llega ninguno.

Recorre un sendero hacia el interior desde la playa para disfrutar aún más los paisajes que parecen de la luna. Contempla la vista aérea de la costa desde los miradores ubicados en las colinas. Observa los árboles silvestres de Palo Santo y las filas de nopales.

La Isla Rábida se encuentra al sur de la Isla Santiago, en el centro del archipiélago de las Galápagos. La manera más conveniente de llegar a esta isla es en un crucero de varios días por el archipiélago. Los puntos de partida más comunes son la Isla San Cristóbal y la Isla Santa Cruz.

 

Su fauna

Es importante tener en cuenta que es bastante habitual ver flamencos en la laguna de agua salada que hay cerca de la playa. Es más, en este lugar los pelícanos y piqueros construyen sus nidos. Además, las playas de la Rábida son un santuario para los leones marinos. Lo que no encontrarás serán cabras, ya que éstas fueron erradicadas de la isla por el Servicio de Parques Nacionales de Ecuador, ya que alteraron el entorno natural y provocaron la extinción de varias criaturas nativas. ¡No te lo pierdas!

Share: